HISTORIA

 

O bag: La marca italiana contemporánea e innovadora que revoluciona el mundo de los bolsos.

La sociedad nace en 2009, gracias a la idea del empresario de Padua Michele Zanella, de crear un reloj que se pudiera “componer”. En 2010 se presenta en el Salón del Mueble de Milán “O clock”, un reloj compuesto por la caja y la correa de silicona intercambiables.
Colorido, divertido y con un precio asequible, en poco tiempo, este reloj se distribuye en todo el mundo. El éxito de “O clock, estimula al creativo emprendedor italiano a considerar la creación de otros accesorios con el mismo ADN que el reloj: la modularidad. Nace así, en 2012, “O bag”, el bolso en Material XL Extralight®; también componible al igual que el reloj O clock. Este bolso puede estar compuesto por un cuerpo, un asa y bandolera, una bolsa interna, para contener y proteger todos los objetos en su interior, por bordes en muchos materiales, desde la lana hasta la ecopiel, que lo decoran, haciéndolo aún más único y atractivo. 
O bag se convierte inmediatamente en un CULT, se venden más de 6 millones, haciendo levantar el vuelo a la empresa en un solo año, con una facturación de más de 25 millones de euros.

La modularidad se convierte así en la marca de fábrica que en poco tiempo empieza a desarrollar muchos otros modelos de bolsos y relojes, pero no solo…
Hoy en día, O bag además de bolsos y relojes componibles también fabrica gafas de sol “O sun”, carteras “O hug”, zapatos “O shoes" y "O slippers”, y objetos de diseño como lámparas “O joy” y contenedores para los alimentos “O eat”.

La empresa de Padua realiza en 2016, una prestigiosa colaboración con el diseñador italiano Matteo Cibic, que diseña para O bag “One”, componible y totalmente Made in Italy, One es la mochila compuesta por tres elementos que se pueden componer y mezclar: fundas y correas en tejido técnico y base en Material XL Extralight®.

Cada producto O bag se caracteriza por la letra “O”, que indica los tres elementos fundamentales de la filosofía de la marca: ONE, ORIGINAL, OWN. Cada producto es único y original y, gracias a su modularidad, se pueden personalizar al 100% según los gustos y los estilos, lo que los hace aún más únicos. 

Gracias a esta filosofía, el cliente O bag, se convierte en parte del proceso creativo de los productos de la marca italiana. Al crear su propia composición personal, el cliente refuerza aún más la singularidad y la originalidad típicas de la marca.

 

MISIÓN

 

Una empresa joven, dinámica y Made in Italy, pero de alcance internacional, deseosa de poner en valor su territorio, de hecho la cadena de los proveedores se geolocaliza sobre todo en el Veneto, e involucrada en la investigación, el desarrollo, la innovación y el diseño.
Siempre proyectada hacia el futuro, capaz de captar las nuevas tendencias desarrollándolas rápidamente con un equipo interior joven y competente.
El espíritu de equipo es muy importante, y en este contexto opera una dirección de empresa emprendedora e igualmente joven comprometida en convertir O bag en una excelencia en el mundo de los negocios y del comercio minorista italiano y mundial, desde la creación del producto hasta llegar a la distribución del mismo y los servicios que se ofrecen al cliente.

Desde 2012 O bag ha estado involucrada en un importante desarrollo de la venta al por menor a nivel mundial.
Hoy en día O bag está presente en más de 50 países, con una red de más de 400 puntos de venta, propios y en franquicia, así como una distribución al por mayor, cuidada y extendida, en más de 500 tiendas multimarca.

El concepto de las tiendas se basa en un diseño simple y esencial, limpio y minimal, que refleja la filosofía de la marca, poniendo en valor el producto para ofrecer al cliente la mejor experiencia de compra.

Las tiendas O bag están presentes en los centros comerciales y centros de las ciudades más importantes y concurridas del mundo, desde Roma, Venecia, Barcelona, París, Varsovia, Bruselas, Viena, Moscú, hasta Miami, Montreal, Manila, Delhi, Johannesburgo, Santiago del Chile, Playa del Carmen y en China con 20 tiendas abiertas en Beijing, Shanghai, Chendu.

 

La colaboración con El Corte Ingles en España también es fuerte y estable y hasta hoy la marca ha abierto en su interior 8 corners, mientras que nuevos desafíos locales se han activado desde principios de 2019 con la abertura de corners en los grandes almacenes de Falabella en Chile y de Sogo en Kuala Lampur.

Sede

Un área compuesta por más de 2.000 m2 de oficinas, un showroom expositivo de 400 m2 dedicado a la presentación de las colecciones, un estudio fotográfico de 500 m2 y más de 400 m2 dedicados al personal con un comedor, unas áreas recreativas y un gimnasio. Una estructura desarrollada con el objetivo de crear un entorno de trabajo cómodo y estimulante, capaz de comunicar la filosofía de una empresa que siempre ha expresado vivacidad y atención a las tendencias. La sede de Campodarsego, junto con la logística, tiene más de 110 trabajadores, mientras que son 360 los empleados de la red italiana y 200 en el resto de Europa, con una edad promedio de unos 30 años.